domingo, 10 de junio de 2012

Tarta de amapola con nata montada

Porción de tarta de amapolas con nata montada



Introducción:

Las semillas de amapola son muy usadas en la repostería polaca. En España, sin embargo, es difícil de encontrar, aunque si en vuestra ciudad hay alguna tienda de productos típicos de países del Este quizá puedan tener. Lo ideal sería conseguirla ya molida, de lo contrario tendréis que molerla para lo cual se puede utilizar un molinillo de café.

Ingredientes:
Para el bizcocho

  • 5 huevos
  • 1 vaso de azúcar
  • 1 vaso de harina de repostería
  • 1 vaso de semillas de amapola molidas
  • 2 cucharadas de postre de levadura química
  • 500ml de nata para montar
  • 4-5 cucharadas soperas de azúcar


Elaboración del bizcocho:
1. Separar las claras de las yemas. Batir las claras hasta el punto de nieve y entonces añadir las yemas una a una y el azúcar mientras seguimos batiendo hasta que quede todo bien mezclado.

2. Añadir la harina de repostería, las semillas de amapola molidas y la levadura química. Mezclarlo todo bien.

3. Echar la mezcla al molde y hornear 40-45 minutos a 180º.


4. Montar la nata con azúcar. Antes de montar la nata debe de estar muy fría pero sin llegar a congelarse. Para ello, podemos meterla al congelador 20 minutos antes de preparar.

5. Tenemos que cortar el bizcocho en 2 mitades horizontalmente. Una vez cortado, preparamos un vaso de agua con un chorro de amaretto y humedecemos un poco cada mitad del bizcocho antes de cubrir con la nata.

6. Sobre uno de los trozos ponemos una capa de nata. A continuación ponemos encima el otro trozo y cubrimos todo con nata.

7. Ahora usaremos el chocolate para decorar. Podemos rallarlo y echar por encima para que quede como stracciatella.

Es recomendable mantener esta tarta en el frigorífico para evitar que se deshaga la nata.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada